Iberocoop:Iberoconf 2019/Santiago

From Meta, a Wikimedia project coordination wiki
Jump to navigation Jump to search

Santiago es la capital de Chile, uno de los países más australes del mundo. Nuestra capital posee cerca de 7 millones de habitantes de acuerdo al último censo de población de 2017, lo cual la convierte en la ciudad con más habitantes de nuestro país. Santiago es un conurbano que consta de 37 comunas, las cuales son administrativamente independientes entre sí.

La ciudad de Santiago se encuentra en el valle del río Mapocho, rodeada por la Cordillera de Los Andes y la Cordillera de la Costa. En el interior del valle se encuentran diversos cerros como el Cerro Chena, el Cerro Renca, el Cerro Santa Lucía y el Cerro San Cristóbal, siendo los más visitados los últimos dos; el Cerro Santa Lucía se encuentra en pleno centro de la ciudad y constituye un paseo muy atractivo para turistas y locales, mientras que el Cerro San Cristóbal es uno de los parques más importantes de Santiago, siendo una buena alternativa para pasear y hacer actividades deportivas.

Clima[edit]

El clima de la ciudad de Santiago corresponde a un clima templado-cálido con lluvias invernales y estación seca prolongada, más conocido como «clima mediterráneo continentalizado». Este clima es similar al del centro de España, norte de Portugal, California y partes de Italia y Anatolia.

Durante la conferencia, la ciudad se encontrará en pleno verano, siendo una de sus principales características el calor seco y con temperaturas máximas que promedian los 30 a 32 grados Celsius; es importante hidratarse constantemente, y usar protector solar en cualquier exposición superior a 15 minutos a la luz solar. Las instalaciones turísticas (hoteles, centros de conferencias o grandes tiendas) utilizan aire acondicionado, pero su uso no es común en muchos servicios como restaurantes, tiendas pequeñas o buses del transporte público.

Idioma[edit]

Panfleto No para plebiscito de 1988 - Jóvenes.jpg
Véase español chileno

El idioma de Chile es el español. En general, un grupo reducido de personas hablan un segundo idioma con fluidez, como el inglés o el francés, pero aún así se intenta ayudar a los turistas que no hablen español en forma nativa.

La variación lingüística chilena posee varios elementos peculiares que hacen único el estilo del español que se habla en nuestro país. Existen diversos modismos asociados al habla, así como la denominación de objetos por su nombre comercial (por ejemplo: el papel higiénico es llamado coloquialmente como confort, que es una marca comercial).

Así mismo, también existen expresiones arraigadas en el español chileno como el cachai’ (¿entiendes?) o weón. Para indicar los precios de las cosas, generalmente la gente dice luca a los billetes de mil pesos, y en ocasiones no se expresan las centenas en el cobro (por ejemplo, “mil dos” corresponde a mil doscientos pesos, no a mil dos pesos).

Por último, generalmente el chileno habla muy rápido y sin articular completamente todos los sonidos de las palabras, siendo la mayor damnificada la letra “s” final.

Agua[edit]

El agua de la llave o del grifo es totalmente potable en la mayor parte de Chile, y en la totalidad de la ciudad de Santiago. Tomar agua directamente del grifo o utilizarla para otros servicios (como lavarse los dientes) no supone un riesgo inmediato para la salud, y sólo puede tener un sabor diferente debido a los procesos de tratamiento y fluoración al que ésta es sometida por norma. De todas maneras, el agua embotellada se encuentra en todos los almacenes y supermercados, y es su precio bordea los CLP 1000 la botella de 500cc.

En los meses de verano, debido al calor, se recomienda beber al menos 1 litro de agua diario y portar una botella de agua consigo, especialmente durante las actividades al aire libre.

Seguridad[edit]

Teléfonos de emergencia
Ambulancia 131
Bomberos 132
Carabineros de Chile (policía nacional) 133

Santiago es una ciudad moderna y bastante segura, especialmente en el sector oriente de la capital. Sin embargo, las aglomeraciones, como en la zona del casco histórico o en el transporte público, suelen ser aprovechadas por los pickpockets o lanzas. Se recomienda poner atención a los efectos personales -teléfono celular, cámaras fotográficas, documentos- cuando se transite por lugares concurridos, y no circular en solitario después de las 10 de la noche.

Ante emergencias o solicitudes de orientación, se recomienda consultar a cualquier policía (carabinero), quienes suele patrullar los sectores más turísticos.

Llegando a Santiago[edit]

Los visitantes de otros países llegan principalmente por el Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez (código IATA: SCL), el cual se encuentra en la comuna Pudahuel, al noroeste de Santiago.

Actualmente el aeropuerto en encuentra en la fase de construcción de la nueva terminal internacional, por lo cual los procesos de migraciones y revisiones de equipajes podrían verse demorados por las obras de ampliación.

Para llegar al centro de la ciudad se pueden considerar diversas opciones como pagar taxis o transfer, cuyo precio varían dependiendo de la comuna de destino. También existen servicios de buses (llamados Centropuerto) que realizan servicios entre el aeropuerto y el centro de la ciudad, con una parada intermedia en la estación de Metro de Pajaritos, donde se puede usar el ferrocarril urbano para moverse al resto de la ciudad. El costo del bus es de 1600 pesos y en el Metro de Santiago será necesario comprar una tarjeta bip! y recargar algo de saldo en la tarjeta.

Visado[edit]

Todos los países de América Latina tienen acuerdos con el Estado de Chile para el ingreso de ciudadanos de dichos países como turistas por un máximo de 90 días. Los turistas provenientes de Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Uruguay, Paraguay y Perú pueden ingresar con sus cédulas de identidad o documentos equivalentes; para el resto es obligatorio el uso de un pasaporte vigente.

La Oficina de Policía Internacional proporciona al momento de ingresar a Chile un formulario en duplicado denominado "Tarjeta de Turismo". Esta tarjeta es personal e intransferible y su duración es de 90 días, prorrogables por otros 90 días. La copia debe quedar en poder del turista mientras dure su permanencia en el país y deberá presentarla a Policía Internacional al abandonar el país.

Chile libre de plagas[edit]

Además del proceso de migraciones, al ingresar a Chile se realiza una revisión de los productos ingresados por chilenos y extranjeros por parte del Servicio Nacional de Aduanas y el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG). En ese momento, el pasajero debe entregar la declaración conjunta que le fue entregada durante el vuelo, antes de aterrizar en Chile; se trata de un documento que acredita si porta o no productos que puedan ser relevantes para ambos servicios.

El pago de aranceles por internación de productos es regulado por Aduanas y, en general, no debiera presentar problemas para turistas que ingresen productos de uso o consumo personal. El SAG, en tanto, sí realiza una revisión más exhaustiva y puede requisar cualquier producto de origen animal o vegetal que no esté permitido; se recomienda entonces no ingresar productos como carne, flores o plantas, madera, miel, semillas o tierra. En caso de ingresar productos que no han sido declarados previamente, el viajero puede recibir altas multas que puede ser bastante alta, además de la retención del producto.

La lista de cosas que no son admitidas en Chile se encuentra en el siguiente enlace

Moverse en Santiago[edit]

En Santiago hay cuatro tipos de transporte público: taxis, taxis colectivos, buses y el Metro.

Taxis y taxis colectivos[edit]

Los taxis, de color negro y techo amarillo, circulan por las principales calles de Santiago, especialmente en el centro y oriente de la ciudad. En promedio, los taxis tienen un costo de CLP 300 (USD 0,45) por bajada de bandera (precio base) y CLP 130 (USD 0,2) por cada 200 metros. En algunas zonas existen servicios de taxis colectivos, que operan rutas fijas con precios fijos, usualmente hacia sectores más periféricos.

Uber es de uso público, pero no está legalizado, por lo cual recomendamos usarlo bajo su propio criterio. Uber no cubre el aeropuerto de Santiago, debido a fiscalizaciones de la policía (Carabineros de Chile) en la terminal aérea.

Buses[edit]

Véase es:Transantiago

El sistema actual de buses, conocido como Transantiago, fue inaugurado en 2007 con una fuerte polémica que persiste hasta el día de hoy. Los recorridos, estructurados en un sistema de servicios troncales y locales, recorren prácticamente todo el área metropolitana de Santiago, con frecuencias variables. El centro de Santiago es atravesado por los principales servicios troncales de la ciudad, por lo que son una buena opción para moverse dentro de ésta.

Metro de Santiago[edit]

Véase es:Metro de Santiago

Fue inaugurado en 1975 y cuenta actualmente con seis líneas, 119 km de extensión y un total de 118 estaciones, siendo el ferrocarril subterráneo más grande de América del Sur, y el cuarto más grande de Iberoamérica (tras el de Madrid, Ciudad de México y Barcelona). Más de dos millones de pasajeros lo usan a diario y es el cuarto más usado en Iberoamérica (tras el de Ciudad de México, Madrid y São Paulo). Las líneas 1, 2 y 5 atraviesan el casco histórico de la ciudad, mientras las líneas 4 y 4A la rodean principalmente por el oriente. La Línea 6, inaugurada en 2017, es una de las más modernas de la región y atraviesa desde poniente a oriente en el centro-sur de ciudad. El metro es muy valorado por los santiaguinos, pese a la alta congestión que presenta en el último tiempo. Las estaciones, en general amplias, son utilizadas como importantes puntos de referencia y encuentro para los habitantes de la ciudad.

Tanto el metro como los buses del Transantiago operan de forma conjunta, a través de la tarjeta bip!, que sirve como monedero electrónico. El sistema permite el transbordo de hasta 3 viajes dentro de 90 minutos sin costo para el usuario (a excepción de la combinación Metro y bus en horario punta). Las tarjetas pueden ser adquiridas y cargadas en las estaciones del Metro, locales comerciales y a través de transferencias bancarias. Una tarjeta cuesta entorno a los CLP 1.500 (USD 3) y se puede cargar con un mínimo de CLP 1.000 (USD 2). No existen planes ni por días ni por cantidad de trayectos.

Información local[edit]

Economía, moneda, cambio y tarjetas[edit]

Costo de algunos servicios y productos cotidianos
Producto/Servicio CLP $ USD $
(620 - 700)
Coca Cola (531 ml) 1.000 1,62 - 1,42
Big Mac (combo) 3.950 6,38 - 5,64
Pasaje de Metro (horario punta) 780 1,2 - 1,12
Agua mineral (531 ml) 600 0,97 - 0,86
Almuerzo sencillo 4.500 7,25 - 6,42
Cena estándar (2 personas) 25.000 40,32 - 35,71
Véase Peso chileno

La moneda local es el peso chileno (CLP, $). El peso es la única moneda válida y el uso de monedas extranjeras (como el dólar o el euro) es prácticamente inexistente. Existen cuatro monedas circulantes de 10, 50, 100 y 500 pesos. Existen además billetes de 1.000, 2.000, 5.000, 10.000 y 20.000 pesos. La tasa de cambio es libre y ha variado durante 2018 entre 620 CLP y 700 CLP por dólar estadounidense.

La mayoría de los comercios establecidos reciben tarjetas de crédito y débito bajo el sistema único Transbank, que permite también sistemas internacionales como Cirrus o Maestro. Existe también una red de cajeros automáticos ubicados en las principales avenidas y usualmente dentro de bancos, farmacias, estaciones de gasolina o estaciones del Metro de Santiago; todos estos cajeros automáticos pertenecen a diferentes bancos, pero están bajo el mismo sistema (denominado Redbanc) por lo que no hay diferencias al usarlos.

Electricidad[edit]

En Chile se usa electricidad de 220-240v, y los enchufes en su mayoría cuenta con la clase C, F y L. Comúnmente se utiliza tipo L de 10 o 16 A. Los tipo F se utilizan a menudo para elementos de alta potencia.

Visitar y recorrer Santiago[edit]

Casco histórico de Santiago[edit]

Santiago concentra su principal oferta turística en la zona central de la ciudad. Como sede del poder nacional desde hace más de quinientos años, el centro capitalino alberga los edificios de mayor relevancia histórica de Chile. Una de las primeras paradas es el Barrio Cívico, una serie de edificios gubernamentales de corte modernista que enmarcan al colonial Palacio de La Moneda. Construido para ser sede de la Casa de Moneda, desde mediados del siglo XIX es sede del poder presidencial, siendo bombardeado en 1973 por las fuerzas de Augusto Pinochet. Tras su reconstrucción, fue habilitado para su uso como paseo público hasta 2010, en que fue cerrado.

Plaza de Armas, con la Catedral de Santiago de fondo

Plaza de Armas de Santiago[edit]

Al sur de La Moneda está la Alameda, principal avenida de la ciudad y donde se encuentran recintos como la Casa Central de la Universidad de Chile, la iglesia de San Francisco (el templo más antiguo de la capital) y el cerro Santa Lucía, desde cuya cumbre se puede observar el triángulo histórico de la ciudad. Frente a la Universidad de Chile se encuentra el paseo Ahumada, uno de los principales centros de comercio de la ciudad. Hacia el norte por esta calle se llega a la Plaza de Armas de Santiago, el centro propiamente tal de la ciudad. A su alrededor se encuentran los principales edificios del Santiago colonial: la Catedral, el Palacio de la Real Audiencia (actual Museo Histórico Nacional) y la casa del gobernador (actual municipalidad de Santiago). La plaza es una de las zonas de más vida del centro de Santiago, con una diversidad de pintores, humoristas, cantantes y personajes de la vida cotidiana de la ciudad.

Siguiendo al norte desde la Plaza de Armas, se llega al Mercado Central, famoso por sus restaurantes especializados en comida chilena y platos con pescados y mariscos. Siguiendo por la ribera sur del río Mapocho hacia el oriente se llega al Parque Forestal y al Museo de Bellas Artes. El barrio circundante junto al cercano Lastarria son una de las zonas de más auge turístico en los últimos años, desarrollando cafeterías, restaurantes, galerías de arte y otros lugares.

Cerro San Cristóbal[edit]

Funicular del Cerro San Cristóbal, en Providencia

Avanzando rumbo hacia el cerro San Cristóbal y cruzando el río, se encuentra el barrio Bellavista, el principal centro de entretención nocturna, con bares, pubs y discotecas. Allí también se encuentra La Chascona, la mítica casa del poeta Pablo Neruda. Por calle Pío Nono se llega al pie del cerro, que se puede subir utilizando el funicular disponible o caminando por sus laderas (bastante agotador). En su cumbre, en donde se encuentra la gigantesca imagen de la Virgen, se tiene una de las mejores vistas de la ciudad y del valle del Maipo.

Gastronomía local[edit]

La gastronomía en Santiago es variada, pasando desde una amplia red de locales de comida rápida, restaurantes de comida tradicional chilena y de otros países del mundo.

En el centro de Santiago y la zona oriente existen múltiples locales de cadenas de fast food internacionales (como McDonald's, Burger King, Kentucky Fried Chicken). Sin embargo, el desarrollo de la comida rápida nacional es importante y han surgido diversos locales que intentan retener las preparaciones más características chilenas. El completo, versión chilena del hot-dog acompañado usualmente con tomate, palta (aguacate) y mayonesa (el italiano), es popular a través de cadenas como Doggis o el más artesanal Dominó. Restaurantes pequeños conocidos como picadas abundan en el centro ofreciendo sandwiches y completos, destacando la tradicional Fuente Alemana y sus clásicos y enormes sándwiches de churrasco o lomito. Las empanadas son otro producto tradicional, destacando las de mariscos y las de pino (carne picada y cebolla, al horno). En las calles del centro de Santiago es usual encontrar pequeños carros en que se venden sopaipillas (masas fritas con zapallo, especiales para la época invernal) o mote con huesillo (bebida refrescante).

La cocina más tradicional en Chile, que comparte gran similitud con las argentinas y peruanas, está formada principalmente por dos orígenes: los del valle y los de la costa. La comida proveniente del valle destaca por la preparación de carnes cocidas o a la parrilla, mayoritariamente de vacuno y cerdo (además de cordero en algunos sectores del sur de Chile), junto con productos agrícolas de la zona como el tomate, las papas o el choclo (maíz). Destacan diversos platos como la cazuela (caldo de vacuno con papas, zapallo, arroz verduras), los porotos con riendas (frijoles blancos con tallarines y zapallo), los porotos granados (frijoles con maíz y zapallo), el charquicán o el pastel de choclo. El asado, en tanto, predomina no sólo como tradición culinaria sino como punto de encuentro social. De la comida proveniente de la costa, destaca la variedad de pescados, mariscos y otros productos del mar. Algunos de los pescados más comunes son el congrio, la reineta, la merluza y el salmón, y entre los mariscos están las almejas, ostras, ostiones, choritos y los locos. El Mercado Central de Santiago es uno de los lugares más conocidos para degustar productos marinos dentro de Santiago.

Propinas[edit]

En el caso de restoranes, se cancela directamente el precio de los platos consumidos como se indica en el menú. Aunque es opcional, la costumbre es agregar una propina de un 10% del monto, aunque siempre es bienvenida más a disposición del consumidor. No entregar propina es considerado un acto bastante descortés, utilizado únicamente cuando ha existido un muy mal servicio del restorán.

Comida vegetariana, vegana, libre de glúten o sin lactosa[edit]

La gastronomía local ha ido poco a poco incorporando y abriendo sus ofertas para quienes llevan una dieta vegetariana. Cada vez más restoranes presentan opciones "naturistas" (nombre con el que se suele llamar a los platos que no contienen carne animal) y en la zona de Santiago Centro y Providencia se pueden visitar varios. El más conocido y uno de los más antiguos restoranes vegetarianos de la capital es El Huerto, ubicado en la calle Orrego Luco, muy cerca de la estación Pedro de Valdivia de la Línea 1, y a cuadras del Hotel Neruda, donde tendrá lugar la conferencia.

Por el contrario, las opciones veganas son algo más acotadas en el plano gastronómico de la ciudad. Las personas que llevan esta dieta suelen escoger locales o restoranes pequeños, ya que las grandes cadenas no tienden a incorporar esta opción de alimentación en sus menús.

En cuanto a las necesidades especiales al momento de comer, cada vez más restoranes y cafeterías incluyen otras opciones de leche, por ejemplo, para quienes no puedan o no deseen consumir leche de vaca. Muchas cafeterías sirven variados productos sin lactosa o con "leches" vegetales como almendra o coco, o soya. En cuanto a los platos libre de glúten, a pesar de que algunas cafeterías y restoranes pequeños han comenzado a ofrecer alternativas para quienes tengan alguna contraindicación con los productos a base de trigo, estos no son tan comunes; se aconseja, en el caso de buscar un menú con estas características, preguntar y asegurarse con el mesero del local de los ingredientes o modos de preparación de los platos con anterioridad. Los supermercados, sin embargo, muestran una oferta de productos sin glúten cada vez mayor, y pueden ser una buena forma de abastecerse durante la estadía en Chile.

Compras en Santiago[edit]

En Chile, todo producto y servicio paga un impuesto llamado IVA -impuesto valor agregado- que corresponde al 19%. En el comercio, restoranes y en el transporte público, ese impuesto ya está incluido o considerado en el valor final por lo que, fuera de la propina en restoranes, no hay cobros extras.

Comprar en la calle[edit]

En Santiago el comercio ambulante o irregular es algo muy común y socialmente aceptado, aunque tiene carácter de ilegal. La comuna de Providencia, donde se desarrollarán las actividades de la conferencia, prohibió en 2018 la venta y compra de objetos y alimentos en la calle, con multas que consideran tanto al vendedor como al comprador. Recomendamos entonces preferir comprar en los locales comerciales establecidos como supermercados o kioskos, que se encuentran en muchas de las principales calles de la ciudad y que venden golosinas, botellas de agua y bebidas y diarios y revistas. En muchos de estos, además, se puede pagar con tarjeta bancaria, aunque lo más práctico es pagar en efectivo.

Bolsas plásticas[edit]

No más bolsas de plástico
Antes de la Iberoconf, por ley, se prohibirán todas las bolsas de plástico en el comercio. En algunas tiendas venden bolsas de papel, mientras en otras venden bolsas de materiales reciclables.

Desde 2018, el comercio de Santiago ha reducido considerablemente la entrega de bolsas plásticas. Muchos locales comerciales ya no disponen de bolsas para empacar las compras y sugieren que los clientes lleven sus propias bolsas plásticas o de género. En comunas como Providencia y Santiago Centro, los supermercados entregan un máximo de dos bolsas plásticas por compra, y en algunas tiendas de ropa o de regalos las bolsas de papel se venden al momento de pagar los productos adquiridos.